26/09/2016 | Vinculación Ciencia y Tecnología
“Encuentro en la barra con la Ciencia Emprendedora”
DSCN1292

En el entorno amigable de una cervecería local, investigadores, becarios, emprendedores y público en general se reunieron para degustar cerveza artesanal e intercambiar experiencias de emprendedorismo y vinculación entre los sectores científico y productivo.

Los ya tradicionales espacios de la Semana de la Ciencia y la Semana del Emprendedor Tecnológico que organiza todos los años el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva fueron una nueva oportunidad de encuentro, esta vez “en la barra”.

El CONICET Patagonia Norte organizó este espacio denominado “Encuentros en la Barra con la Ciencia Emprendedora”, que se desarrolló en Bariloche, los días 20 y 21 de septiembre. La bienvenida estuvo a cargo del Director del CCT, Dr. Víctor Cussac.

La primera jornada congregó a investigadores y productores dedicados a la pujante actividad de elaboración de cerveza artesanal y a un numeroso público interesado. El Dr.Diego Libkind compartió el camino recorrido por el grupo de investigación que lidera, que ha llegado a posicionarse como un referente en levaduras cerveceras, con una intensa actividad de transferencia tecnológica con productores artesanales de la región y el país. No podía estar ausente la mención del reciente lanzamiento en Europa de una cerveza elaborada con levaduras nativas de Patagonia, que comercializa la firma Heineken en el marco de un convenio de Investigación y Desarrollo con CONICET, la Universidad Nacional del Comahue y la Administración de Parque Nacionales. También dialogaron con el público Martín García, titular de Manush, una importante firma cervecera local, y Aldo Whanschaffe, emprendedor en pequeña escala, quienes destacaron la importancia que ha tenido para sus emprendimientos la constante interacción con el Laboratorio de Microbiología Aplicada, Biotecnología y Bioinformática (MABB) de IPATEC.

Los becarios Pablo Gregorio y Antonella Panebianco de INIBIOMA, presentaron el Proyecto PA.IS (Payunia Inclusiva y Sustentable), que despertó gran interés en el público. Este proyecto es ejemplo de investigación dedicada a la diversificación productiva y el desarrollo socioeconómico de comunidades rurales de la región de La Payunia (Mendoza) mediante el uso sustentable de guanacos silvestres para procesamiento y comercialización de fibra de alto valor, respetando estándares de bienestar animal y precio justo. También representa un caso destacado de asociación público-privada en el que participan ANPCYT, CONICET, INTI, el Municipio de Malargüe y la Cooperativa Payún Matrú. Los becarios señalaron que se ha logrado poner en práctica una técnica especial para el manejo y esquila de los animales, y ya se encuentra en funcionamiento la hilandería; actividades que llevan adelante los productores con acompañamiento de las mencionadas instituciones. El desafío actual es el agregado de valor y la consolidación del circuito de comercialización de los productos.

En el mismo espacio se presentaron las trayectorias de dos empresas de base tecnológica surgidas a partir de las ideas innovadoras de investigadores de CONICET en el Centro Atómico Bariloche.

Los Drs. Hernán Pastoriza y Darío Antonio, por la firma MZP, que comercializa una novedosa tecnología inventada en el laboratorio para dar respuesta a la demanda del sector de la salud, explicaron cómo el desarrollo de un microviscosímetro para diagnóstico neonatal, impulsado inicialmente con fondos de CONICET, ANPCYT, CNEA e INVAP, busca ahora atraer inversores privados y cómo avanzan hacia la aplicación de la tecnología a otros sectores productivos.

DSCN1426La fabricación de nanopartículas magnéticas diseñadas “a medida” es otra tecnología del ámbito científico que ha dado origen a la empresa Lysis. Originalmente orientada al sector de la salud y de investigación, están ampliando su cartera de clientes a la industria petrolera, más precisamente al uso de las nanopartículas para la descontaminación ambiental. El Dr. Enio Lima resaltó la importancia de contar con un plan de negocios sólido y a la vez flexible, y del trabajo de “networking”, como dos puntos importantes para el éxito del emprendimiento.

La cultura emprendedora, la asociatividad y el impacto de las tecnologías y el conocimiento para el desarrollo socioeconómico, así como las dificultades a sortear, fueron los ejes que atravesaron el rico intercambio que se generó entre los participantes a lo largo de las dos jornadas.

Imágenes
cerrar